Facebook button

Qué publicamos

.

Revista:

“Hacedores de Conciencia”


.

Objetivos de la Revista Hacedores de Conciencia

-   Difundir las enseñanzas de los grandes líderes espirituales de la humanidad- originarios de diferentes culturas, a efectos de demostrar la similitud de sus experiencias místicas y comprensiones derivadas de las mismas.

-   A la luz de los últimos descubrimientos científicos, establecer líneas de reflexión entre ciencia y espiritualidad, a efectos de demostrar la coherencia entre las explicaciones científicas actuales y las vehicularizadas por las distintas tradiciones  ancestrales.

-   Divulgar los programas, investigaciones, servicios y productos científicos argentinos enmarcados en contextos ecológico-solidarios (CONICET-INTA-INTI, etc.), a efectos de proveer información seria que posibilite pensar en alternativas de vida más sana y sustentable.

-    Divulgar programas, investigaciones, servicios y productos científicos extranjeros enmarcados en contextos ecológico-solidarios, a efectos de favorecer líneas de reflexión e intercambio de utilidad para todos.

-    Proveer diferente tipo de herramientas que permita reflexionar acerca de la responsabilidad que  compete a cada ser humano, en la construcción de su propia vida y de la sociedad en la cual se desarrolla.

-    Proveer datos y consejos prácticos que favorezcan actitudes concientes para una vida más sana, acciones concientes para una vida más feliz y consumo conciente para una vida más solidaria y por ende más completa.


Artículos en Blogs amigos

www.haciaeltricentenario.blogspot.com

“Mega Eventos de Meditación Masiva a Nivel Mundial”
Por Diana A. Costantino (Grupo Organizador de Meditación Masiva Argentina)

Diciembre de 2001. Cae el país en un caos generalizado; mezquinos intereses manejan las masas desatadas que recorren las calles con palos y arneses, como en un circo…

A solas en su oficina, alguien intenta dar respuesta. No puede ni quiere ser espectador pasivo de lo que sucede.

Sabe que la meditación silenciosa lleva en sí el germen de la respuesta que necesita la sociedad. Y se dispone a la acción: hacer un llamado a la totalidad de los meditadores argentinos sin distinción de tradición o técnica para que se reúnan a meditar en grandes grupos y en simultaneidad. Al hacerlo, se podría lograr la masa crítica necesaria que vuelque la balanza hacia la cordura. Por la paz y prosperidad del país, hace cientos de llamados telefónicos y lanza Meditación Masiva Argentina.

Los fundamentos

Las mediciones realizadas por el Comprobador Cerebral Holístico del Cyber Researches, comprobaron que la meditación activa la sincronización entre los hemisferios cerebrales. Asimismo, cuando dos o más personas meditan juntas, la sincronización entre ambas se eleva. Las ondas beta, emitidas durante la vigilia desaparecen; afloran las ondas alfa. Estos estados refieren niveles de paz interior que alejan al practicante de los altibajos de la mente común, de las reacciones y pasiones que habitualmente lo dominan. Por otra parte, los generadores de la universidad de Princeton,   permitieron medir los resultados de las meditaciones grupales probando que el campo cero o campo universal unificado es afectado por la conciencia humana.

Así como una partícula subatómica cambia su estado al ser observada ya que establece una relación con el observador, el campo cero está intrínsecamente vinculado e influenciado por la conciencia humana. De tal modo, el flujo de energía mental y espiritual con intención apacible conciente genera efectos positivos profundos que cambian el estado violento del mundo humano.

Crear coherencia entre el sentir y el hacer mide 0.10 Hertz de frecuencia. Esa es la medida de la coherencia entre el corazón y el cerebro. Y esa medida no es vana. Es el camino mismo.

Al meditar masivamente se genera una fuerte coherencia entre los participantes. Si esa transmisión  alcanza un número de meditadores determinado, desencadena una sucesión de retrasmisiones en la mente de todos los individuos de la sociedad incluyendo los que no participaron; todas  las mentes entran en resonancia. Este efecto de masa crítica tiene su correlato en  física atómica en la reacción nuclear en cadena.

La propuesta

Actualmente organizamos Meditaciones Masivas Internacionales Periódicas y Sincrónicas. Damos apoyo logístico a quienes deseen organizarlas en sus ciudades o países.

A corto plazo: Organizar Meditaciones Masivas Sincrónicas y Periódicas por Continente.

A mediano plazo: Organizar Mega-Eventos Mundiales de Meditación Sincrónica cuatro veces por año.

La masa crítica para que tengan lugar los cambios en los grupos humanos es de un 2% del colectivo en cuestión. Ese es el porcentaje de personas que deberían meditar en simultaneidad para lograr que la impronta de su estado de conciencia imprima una profunda huella en el Campo Cero; así, toda la humanidad sería lanzada hacia un verdadero salto evolutivo.

.

Artículos en reconocidos medios periodísticos

http://www.revistakine.com.ar/sum09.htm

Año 9 – Nº 42 • ExKine Publicaciónpresión corporal y danzas de la India, texto de Diana Costantino y fotografías deViviana Bufalini.



Kine Publicación
Año 9 – Nº 43 • Informe Especial: El cuerpo en los Grupos.Implicancias grupales en la Expresión Corporal, texto de Diana Costantino.


.

Artículos en el diario de difusión gratuita “Meditación Masiva Argentina”

Meditación Masiva Argentina

Meditación y Nueva Ciencia

Por Diana A. Costantino

“Si, desde el principio, la dinámica del universo orientó el curso de los cielos, hizo brillar al sol y surgir la Tierra; si ese mismo dinamismo dio nacimiento a los continentes, los océanos y a la atmósfera, si provocó el despertar de la vida en la célula primordial y trajo después a la existencia una innumerable variedad de seres, y si finalmente nos hizo ser nosotros mismos, y guió cuidadosamente nuestros pasos a través de los siglos turbulentos, hay entonces razón suficiente para creer que este mismo proceso que todo lo guía es justamente el mismo que hace que últimamente se nos empiece a despertar, por fin, la comprensión de nosotros mismos y de nuestra relación con tan extraordinario proceso. Si somos sensibles a semejante guía – que nos llega, en verdad, desde la estructura y el modo esencial de funcionamiento del universo-, podemos tener confianza en el futuro que le espera a la gran aventura humana”.

Thomas Berry, The Dream of the Earth, Sierra Club Books, San Francisco, 1988, p.123.

“Efectos de la meditación”

Mucho es lo que se ha escrito acerca de la espiritualidad y la meditación; muchos han sido los maestros de oriente y occidente que han brindado enseñanzas a través de sus palabras, sus conferencias, sus libros y muy particularmente, a través de la comunicación directa de sus estados y vivencias.

Filósofos y estudiosos de todas las épocas han construido un verdadero patrimonio que puede hoy alimentar la sed de millones de buscadores.

Sin embargo, lo más significativo de nuestra época, es que los estados meditativos y sus efectos pueden ser estudiados y comprobados científicamente en laboratorios e universidades de primer nivel mundial.

En Milán, Italia, el Comprobador Cerebral Holístico del Cyber Researches, permite medir los niveles de sincronización entre los hemisferios cerebrales de un individuo y la sincronización de los hemisferios establecida entre varias personas. Gracias a las mediciones realizadas con este dispositivo se ha comprobado que la meditación profunda activa la sincronización entre el hemisferio derecho y el izquierdo. Asimismo, cuando dos o más personas meditan juntas, la sincronización entre ambas se eleva notoriamente aunque no intercambien ningún tipo de señal sensorial.

Las ondas beta, habitualmente emitidas por el cerebro de un adulto en estado de vigilia, desaparecen mientras que afloran las ondas alfa, típicas de los estados alterados de conciencia.

Cuanto más alto es el nivel de sincronización, mayor es el número de ondas armónicas alfa generadas por el cerebro, ondas que se reiteran de manera casi idéntica en ambos hemisferios.

La sincronía entre los hemisferios acarrea una importante disminución de las percepciones de tipo lineal, discursivo, mientras que se amplían las percepciones no verbales de tipo gestáltico que tienen así mayor posibilidad de acceder a la conciencia.

Estos estados alterados de conciencia son a menudo relatados por aquellos que han adquirido la destreza suficiente como para entrar y salir de meditaciones profundas.

También refieren estados de paz interior que los alejan de los altibajos de la mente común, de las reacciones y pasiones que habitualmente dominan la vida cotidiana. Los estados ordinarios de la mente ceden, desaparecen las fluctuaciones.

Dichas experiencias están intrínsecamente relacionadas con el aumento de la receptividad cerebral lo que favorece la comunicación telepática de pensamientos e imágenes y las intuiciones simultáneas entre varias personas.

“Meditación y salud”

En sus experimentos, Kippner ha demostrado que si el emisor utiliza su voluntad para transmitir, puede inducir cambios en la conducta del receptor.

De ahí, que al meditar con un objetivo definido, el emisor pueda favorecer el desarrollo de un proceso orgánico tendiente a la curación del receptor.

Es el caso de sanadores que envían energía positiva, meditaciones por la recuperación de la salud y grupos de plegarias que rezan por los enfermos.

Aun si los emisores están lejos de los receptores, el objetivo se logra en plazos que varían según las características mentales de unos y otros, así como de la profundidad en la concentración.

Lo interesante de estas comprobaciones es que prueban lo que desde hace tiempo la ciencia suponía: la existencia de un campo energético básico del universo que registra y transmite todo lo que ocurre, incluso “las dinámicas desplegadas en las redes neuronales subyacentes a los procesos cognitivos”(1).

Tal como lo señala Goodwin, en la evolución de la vida intervienen tanto los organismos como el campo que los rodea, lo que hace de los seres vivos una vasta red de interrelaciones con el medio planetario.

Por otra parte, lo que también quedó demostrado gracias a los estudios de Roger Sperry es que los niveles elevados de conciencia influyen directamente en el destino de los componentes que pertenecen a niveles inferiores de organización (ritmos temporales, desplazamientos físicos, trayectorias espaciotemporales, etc).

No es raro entonces, que los mismos procesos que hacen que un emisor pueda curar a un receptor o al menos intervenir en la regeneración de su salud, sean los mismos que hacen que un meditador pueda generar y regenerar estados saludables para sí mismo.

“El cerebro: función e influencia en el medio ambiente”

Dentro de esta concepción y teniendo en cuenta los últimos descubrimientos, el cerebro aparece como un canal que recibe y transmite información del y al universo. Funciona pues en ambos sentidos.

Cada emoción, sentimiento, pensamiento, intuición, imagen, tiene una  contrapartida electroquímica en las redes neuronales cuyo registro es realizado en el campo energético del universo. De modo que hasta los más imperceptibles pensamientos “están codificados y conservados en el vacío cósmico”(2).

La interrelación existente entre el cerebro y el medio ambiente aparece así como un permanente intercambio de información que se retroalimenta constantemente; es el ser humano quien influye en el medio que lo rodea a través de las vibraciones emitidas desde su cerebro ya sea que éstas correspondan a pensamientos, emociones, sentimientos, etc.

Se comprende entonces, el alcance de la responsabilidad que a cada uno concierne ya que lo que intuimos, imaginamos, sentimos y pensamos, influencia no sólo a personas cercanas sino también a aquellas que se encuentran en puntos distantes del planeta.

A la luz de los descubrimientos que día a día aporta la nueva ciencia, sólo nos resta tomar cabal conciencia de lo que somos capaces de generar en nuestro propio organismo, por un lado, en nuestro entorno, por otro lado, y de la responsabilidad implícita en ello.

(1) Ervin Lazlo, El cosmos creativo, Kairós, Barcelona, 2006.

(2) Roger W. Sparry, En defensa del mentalismo y de la interacción emergente.National Museum. New York, 1964.

Tecnología Humana y Meditación Masiva: “Meditación Masiva: sus efectos”

Por Diana A. Costantino

Si existen las autoridades investidas de poder y sus decisiones a nivel nacional, internacional o mundial, si existe la ciencia y sus progresos, si existen los pueblos, las masas, los ciudadanos que aceptan o rechazan, que se acomodan o sufren, existe entonces un accionar referido a lo que podríamos dar en llamar “la conciencia colectiva”.

Es esa misma conciencia la que desde hace algunos años decidió hacer uso de la “tecnología de la meditación masiva”, tecnología interior cuya fuerza comienza apenas a ser vislumbrada.

La realidad no nos es dada como un destino inexorable cuyo rumbo se presenta imperturbable ante la vida de los habitantes del planeta.

Creamos la realidad- nuestra realidad interior-, al decidir qué pensamientos albergar, qué sentimientos atesorar; del mismo modo, creamos la realidad exterior conectando conciente o inconcientemente dichos pensamientos, imágenes y sentimientos con el campo unificado universal.

Somos, vivimos y nos desarrollamos en una vasta red de energía-materia que se crea, se modifica, se consolida, vibra, se acomoda, se interrelaciona, se difunde, se encadena, se mueve, se dilata, se contrae, se disuelve y renace en un interminable ciclo de experimentación.

El ser humano puede modificar la realidad física sin actuar brutalmente en ella; le basta con concentrar su intención en un objetivo claro y loable.

La ley física de la trayectoria de las vibraciones hace el resto y el campo unificado universal es el escenario de la concreción de tales intenciones.

En efecto, los pensamientos, imágenes, intuiciones recorren una elipsis en el espacio antes de regresar exactamente al punto del cual partieron.

De modo que al generar estados de quietud interior y armonía favorables para la sociedad, los mismos regresan influenciando el entorno.

Estas prácticas realizadas en grandes grupos potencian cuantitativa y cualitativamente los resultados, influenciando la calidad de la realidad creada por los meditadores.

La universidad de Princeton, Estados Unidos, cuenta con una red de generadores que ha permitido probar que la conciencia humana puede ser medida gracias al efecto global que deja en la materia y en la energía.

En el marco del “Proyecto Global de Conciencia”, estos mismos generadores han permitido medir los resultados de las meditaciones masivas y de las plegarias globales, probando que el campo cero o campo universal unificado es afectado por la conciencia humana.

Así como una partícula subatómica cambia su estado al ser observada ya que establece una relación con el observador, el campo de Quantum o campo cero está intrínsecamente vinculado e influenciado por la conciencia humana.

De tal modo, “el enorme flujo de energía mental y espiritual con la intención apacible conciente no solo aparece en los generadores de Princeton sino que también genera efectos positivos profundos que cambian el estado violento del mundo humano” (1).

(1)Proyecto global de conciencia-http://noosphere.princeton.edu